1.11.11

DESTINO

A veces me pregunto qué haría si realmente pudiera saber que pasará en el futuro.

Vamos, que parece que no hago nada más que perder el tiempo en pensamientos inútiles. Pero es así. Me gusta divagar y pensar en cosas que se que no sucederán. Supongo que tengo demasiada imaginación -y demasiado tiempo libre-…

Pero es que mientras más pienso algunas cosas, más segura estoy. ¿No os pasa a vosotros?.

Por ejemplo: cada día estoy más convencida de que no necesito tanto para ser feliz. Es más, cada día necesito menos. Y no hablo solo de cosas materiales, si no en general. Y así, voy pensando y repensando cosas, todos los días…

Supongo que eso hace que mi pobre cerebro en la noche, siga en la misma rutina. Y, supongo también, que por eso, anoche soñaba con que encontraba un libro. Y era el libro de mi vida. Tenía una portada negra brillante, con unas letras muy bonitas plateadas. Estas, elegantemente, ponían mi nombre completico.

Lo sostenía una especie de oráculo, y me lo entregaba para que viese que en el ya todo lo que había ocurrido e iba a ocurrir, estaba todo escrito.

Lo más gracioso del sueño, es que di dos pasos a atrás y le espeté sin pensármelo siquiera al “dios” que lo tenía en la mano “ - Pero ¡¿qué dices?!, si lo veo ahora, ¡luego me voy a aburrir cuando tenga que vivirlo!”.

Y lo decía en serio.

Me levanté y pensaba y sentía exactamente eso. Que no quiero saber. Que la ignorancia en muchos temas es la felicidad más pura que hay, y que cada cosa tenía un momento y debía ocurrir de cierta manera.

Lo que lleva a suponer, que existe algún tipo de “destino”.

Ajá. Aquí empieza la parte mala

Porque por otro lado, si lo piensas aunque sea un poco, es obvio que no existe nada más: ni dios(es) –no es biológica ni morfológicamente posible que seamos “a su imagen y semejanza”, y con solo leer el periódico se entiende que no hay anda bueno ni divino fuera de nosotros mismos o lo que deseemos- ni nada por el estilo. Nada como un destino, porque no es posible contemplar las miles de diminutas relaciones y posibles acciones que tenemos entre todos con tantos millones de personas.

Ya también hablamos de la imposibilidad (física y matemática) de que exista tal cosa como “el manejo de la energía” y chorradas varias por el estilo, y a estas alturas de la vida, la mayoría ya sabemos que son solo consuelos.

Estas teorías divinas, o espirituales son solo la respuesta (nuestra, humana) para poder manejar a un mundo que es bastante hostil y para quienes pensamos y sentimos, muchas veces injusto.

En fin, que ya estamos muy mayores todos para creer en amigos imaginarios. Y eso jode. ¿a que si?.

Me gustaría creer en que por allí, en algún lugar, hay seres mágicos, que procuran ayudarnos a ser mejores y más felices. Pero me temo, que eso es un trabajo exclusivamente nuestro...

Podrían enviarnos un libro, al menos con las instrucciones básicas, ya puestos ¿no?. Pues va a ser que no...  así que me tocará conformarme por lo pronto con el libro y la historia que nos deja de esta súper original artista, venida desde tierras remotas (al menos para algunos).



Porque así como a veces preferiría esa ignorancia y otras veces no, así también es como…

El Mar No Cesa.

25 comentarios:

Blue dijo...

No, el destino, suponiendo que lo tengamos, no lo debemos saber. Mientras tanto nos hacemos la ilusión de que lo podemos modelar a nuestro gusto y por el camino nos sorprendemos, acertamos, nos equivocamos y mil cosas más.
Eso es vivir. Lo otro sería bastante distinto.
Bicos, Mar de fondo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

No pierdes el tiempo con estos pensamientos, ni mucho menos. Todos vagamos a menudo por esas extensiones ignotas, por cuestionarnos si todo está escrito en el guión de nuestra vida. Prefiero pensar que no, que el escritor de esta gran novela que es nuestra existencia nos ha pergeñado a grandes rasgos y en nuestras manos está dar algún que otro giro al esquema, como el personaje que, de pronto, toma las riendas y domina al autor.
Como tú, cada vez necesito menos. Por no necesitar, y conforme cumplo años, no necesito ni imaginarme el futuro. Pero sí necesito, y cada vez más, la fuerza de la fantasía, el empuje de de los sueños y el silencio de todo lo trillado y aparentemente conveniente.
Un abrazo, Mar, que me ha encantado tu reflexión.

C C dijo...

Si supiera lo que va a pasar en el futuro no me tomaría la molestia de hacerlo. Como dice Isabel si ya está escrito el destino, y no hay manera de torcerlo, me diluyo, emigro a "suecia" y me hago el hara-kiri o un huevo frito. Así que hay que luchar por saber el futuro, cada momento, y es soñando con vivirlo a pleno, sin turismos.

saludos y felices mojaduras mañana

Genín dijo...

Tu y yo estamos un pelín densos con nuestras entradas...jajaja
Pero el titulo de la mía encaja muy bien con la tuya, y con ayuda de India podremos a lo mejor podemos ir...
¡Reinventando, que es gerundio! jajaja
Besitos y salud

Sol dijo...

Que interesante todo lo que expones. Estoy de acuerdo, conocer el futuro anula totalmente la motivación. Me recordaste la saga cinematográfica "Volver al futuro".

¿Nuestros sueños? En ocasiones pueden ser tan vívidos que atemorizan. Casualmente estaba leyendo este link cuando me topé con tu entrada:

http://prodavinci.com/2011/11/01/vivir/neurociencia-cada-vez-mas-cerca-de-saber-lo-que-suenas/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+Prodavinci+%28Prodavinci%29.

Celebro la intervención de Isabel, me identifico con su sentir.

Saludos Mar, siempre es agradable acercarse a tu orilla

Logan y Lory dijo...

Una persona que necesita cada vez menos cosas para ser feliz me atrevo a decir que es una persona casi completa. Y soñar es bonito, aunque no se cumplan esos sueños..

Feliz día..

Frankie dijo...

Lo de ese sueño y el libro que te muestran es sencíllamente genial. Así empiezan muchos relatos de fantasía, donde la protagonista ve como los acontecimientos le llevan a montar una fábrica de embutidos y conservas, con los cuales alegra el corazón y el estómago de la gente.

(Y la tontería es descomunal, pero los embutidos están buenísimos, jaja)

Besos.

India dijo...

Luego soy yo la que se etiqueta a sí misma "paranoia" en casi todas las entradas jaaaaaaaaaaajajajajajajaa
Estoy leyendo un libro, que me regaló alguien muy especial, que se titula Sueños de Einstein y que habla un poco de esto...a ratos lo leo y me alegra ver que no soy la única loca, otras veces o leo y me consuela notar que otros están peor que yo jaaaaaaaajajaja pero que de ese estar peor, supieron sacar algo tan genial como la idea para relatar una historia tremenda... pues eso, que quién sabe, no? y mientras sabes y no sabes, y te preguntas, te meneas... y en ese meneo te reinventas, y así, tu destino te lo haces tú... esta noche sueña que le haces un corte de mangas al del oráculo juaaaajuajuajuaaaa
Aaachuchones!!!

Frankie dijo...

No puede hacerlo India, tiene que montar una fábrica de embutidos...

Boris dijo...

si pudiéramos llegar a conocer el destino (si es que existe)casi seria mejor no saberlo, presta más la vida cuando no sabes lo que espera, todo se compone de agradables sorpresas y también de decepciones.

si supiéramos lo que va a pasar siempre la vida no tendría mucho sentido, mejor disfrutar de lo que vamos viviendo

Sid dijo...

Yo no creo en el destino, creo en mis fuerzas y en Algo que puede ayudar a mis fuerzas a veces débiles.
Pienso que creer en el destino es como en el tiempo de los griegos, ser las marionetas de los dioses, que nos hacen eso y lo otro, que nos ponen aqui o nos sacan de alli, yo creo que el ser humano es libre de elegir hacer lo bueno o lo malo, y estoy feliz de poder hacer eso.

Saludos Mar, un abrazo infinito.

Arwen dijo...

Empezando porque la felicidad comienza por las cosas pequeñas... muy buena reflexión Mar.

Un gran beso y buen fin de semana.

Guinda dijo...

Mejor no saberlo, estoy de acuerdo. No sólo sería aburrido, también nos haría conformistas y pasivos, o nos haría luchar sólo por lo que está escrito que vamos a conseguir en ese libro.

A mí también me hacen falta menos cosas según crezco.

Un fuerte abrazo

el oido dijo...

El destino existe, es la muerte, pero lo que hagamos por medio es cosa nuestra, así que a disfrutar!

Un abrazo!

Desclasado dijo...

Y sabiendo racionalmente que no existe nada, ¿qué más da emotivamnete concederte que hay seres que te ayudan? Si eso le hace a uno sentirse mejor...
Besos.

Marya J. dijo...

¡Hola!
Me ha gustado tu blog, la verdad, y querría que me conocieras.
Soy una escritora de tres libros, así que mi blog se centra en las letras.

Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

échale un vistazo a mi blog,
y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
http://librosy3.blogspot.com

O sígueme en Facebook:
facebook.com/maryajulyadelcampo

Fernando Martínez dijo...

Yo creo que a cada paso abrimos nuevas puertas que debemos escoger cruzar. No creo en el destino. Creo más en la causalidad casual.
Paso a saludar.
Enhorabuena por le entrada.

Te dejo enlace por si te apetece pasar a ver lo que hago.
http://espiralesdetinta.blogspot.com/2011/11/formato-twitter-nanorrelatos-i.html

Wendy dijo...

Hola Mar, he estado ausente pero ya estoy por aquí.
El tiempo libre lo aprovechas muy bien, pensar es algo que hace crecer, nos convierte en gente más madura y suele hacer bien, no siempre podemos sacar conclusiones certeras pero el proceso reflexivo debe de aplicarse.
También pienso que no todo es raciocinio, también cuentas nuestros impulsos, sensaciones, intuiciones. En el caso del destino no estoy segura de qu todos lo tengamos fijado, eso terminaría con el libre albedrío y no lo veo así, creo que tenemos oportunidad de encauzarnuestras vida en función de nuestras posibilidades y con esfuerzo en la mayoría de los casos, también cuenta la suerte.
Como siempre es un palcer pensar un ratito contigo.
Un beso.

Ricardo Baticón dijo...

Mar... aunque con un poco de retraso... Feliz año 2012! y que este año... sea un buen año para todos!

NINA dijo...

No vi el video, de pura fiaca.

Pero me dejaste pensando bobadas...
qué no está escrito todo de antemano??

Pero si lo llevo tatuado en la piel!!

A... qué?? Nooo????

JODER. Y entonces? Ya me deprimí más .

Besos deprimidos.

Kushuka Lee dijo...

Your blog is very nice I like to enjoy every pages,
music classes for toddlers
regards...

Fran Alonso dijo...

http://livetoforget.blogspot.com/
bonito blog

la chica del boli turquesa dijo...

"Podrían enviarnos un libro, al menos con las instrucciones básicas, ya puestos ¿no?. "
Interesantes palabras (por cierto, muy bueno el video de bjork).
Yo pienso que ya tenemos ese libro, y aunque me pueden acusar de loca o anticuada, ese libro es la Biblia, en ella no está escrita la vida de cada uno, porque como tú decias, seria muy aburrido saber de antemano lo que te va a ocurrir, pero lo que sí encuentras en la Biblia son las 'instrucciones' para llevar una vida mas tranquila y feliz.
Es verdad, la sociedad actual no refleja la personalidad de un Dios amoroso, pero no es porque no exista, sino porque ahora mismo no es él quien está gobernando, leelo en la Biblia mismo,1 Juan 5:19.
Piénsalo. ;)

Mi Foto Animada dijo...

Hola
Blogueando di con tu site, tus reflexiones me interesaron. Pienso que si hay un destino pre escrito para cada uno, es decir el comienzo..el intermedio y el final. Vamos viviendo y cambiando nuestras decisiones a cada paso, pero de una u otra manera seguimos la ruta, el final y todo lo que hagamos con nuestra existencia será podrá ser como querramos pero el guión ya esta lacrado y sellado para cada uno.
Saludos.

johan paterson dijo...

This design is spectacular! You obviously know how to keep a reader amused.

----------------------------------
SEO Melbourne | SEO Perth | SEO Sydney