8.12.16

HUELLA

 Septiembre, 1989.

Son las 4 de la tarde.

Una niña de 12 años y dos adolescentes de 16, caminan por la avenida de un pueblucho perdido en la frontera entre dos países. Uno petrolero, pero siempre “pobre” y otro con una guerra que parece no tener fin…

Es una vida más simple en algunas cosas. No hay internet. Ni Smartphones. Pero justamente eso, hace que esa misma vida sea más complicada en otras cosas. Especialmente para la-más-importante-de todas-las-cosas-del-mundo-mundial es un problema.

Si. Para la música es un problema muy, muy serio.

Todavía no se ha masificado MTV, VH1 ni el cable. No hay como enterarse bien de las novedades. ¡Todo es tan lento!... Depende del boca a boca… De alguien que viaja (¡¡¡al norte!!!)… De algún locutor o productor de radio espabilado… De algún importador de revistas con visión de futuro…

Pero el poder de la música todo lo puede.

Por eso, aun con todo en contra, nos enteramos. Siempre lo sabíamos. Muchos meses mas tarde, si, pero daba igual. Por fin llegaba. A ese pueblo. A esa parte perdida y olvidada del planeta, como tantas otras. Esa parte que está a miles de millones de kilómetros de donde ellos vivían, respiraban y componían.

Por eso volvemos con ellas. Caminamos sintiendo el calor a través de la ropa negra. Vemos sin ver a los perros callejeros. Caminamos sin entender los “piropos” que les lanzan. Seguimos adelante sin prestar atención a los comentarios malintencionados que recibe todo grupo de chicas solas que osen caminar por la calle con seguridad… Sentimos lo que sienten. Sabemos que a ellas, nada de eso les importa. Van decididas. Brillantes de juventud, ganas y energía a la única tienda de discos de todo el Estado.

No les importa que los ventiladores del techo escupan aire más caliente que el de fuera, ni la mala decoración. Para ellas, ese lugar es el santuario. El lugar mágico donde están ellos. Donde está todo.

Allí, en medio de una vida monótona, polvorienta y dura, consiguen por fin tocar, palpar y sentir el plástico que cubre la obra de arte más grande que conocerán. Con reverencia se inclinan para contemplar un cuadrado de cartón que contiene un disco
Y mientras rasgan el plástico, y las manos les tiemblan de la emoción; lo intuyen, pero no lo saben aún.

No saben que Ese disco, un grupo y unas canciones lo cambiará todo.

Lo cambiará todo, porque hará que piensen en otros temas de los que no saben nada… hará que piensen en aprender otros idiomas que luego les salvarán la carrera profesional y la vida… Un disco, que es, en resumen, la ventana a otras maneras de pensar y a otras posibilidades que jamás se les hubiese ocurrido que existían.

Ese disco, es un vistazo a miles de ciudades, a diferentes personas y tipos de vidas que no se hubiesen imaginado nunca, si ese círculo de vinilo no hubiese estado allí, ese día de septiembre…


Porque así como la música lo es todo, así también es como…

El Mar No Cesa.

En el 30 aniversario del disco que me abrió las puertas de la vida adulta. 

El disco que me hizo estudiar inglés y que me hizo ver que había mucho mundo y que yo tenía otras opciones.  

Ahh y  que me hizo amar a Duff McKagan para toda la vida jajaja.

18.8.16

FELICIDAD

Leer una buena entrada de un blog.
Una comida donde lo pasas genial. Un día soleado.

Vivir en muchos sitios -  o, Volver a unos – o, Irse de otros.  
Un huerto. Un café especial.
Ver florecer la albahaca. Una mala noticia.  

Un día lluvioso. Un libro que te apasione.
Uno que te haga reír. Otro que te haga llorar.
Muchos que te hagan pensar.

Una manta y mucha niebla. El aceite de oliva.
La compañía que deseas, no “la que toca” o “la que hay”.
Sembrar las semillas de la albahaca cuando ha muerto.

Un rato frívolo en Pinterest viendo ropa. Una lectura inédita de Milan Kundera que te deja con la cabeza dando vueltas…
Ordenar el armario por el cambio de estación. Una buena noticia.  

Y Un concierto.
Éste.
Y esta canción.
En vivo.
Y tú: vivo para verla, oírla y sentirla.


Porque así como se puede decidir ser infeliz, y también se puede elegir ser feliz… así también es como…


El Mar No Cesa.

4.6.15

VERDAD

Para Selo:

No hablaré de la Inseguridad:

VEINTICINCO MIL -25.000 -25 mil- (si, léase veinticinco mil) MUERTOS ANUALES promedio, a manos de delincuencia, simplemente me supera.

Es demasiada realidad para soportarla. Tendríamos que hablar de por qué, cómo y qué pasa para que en un país sin guerra (¿declarada?) o sin (¿con?) “política de estado asesina” haya casi medio millón de muertos en estos ya 17 años de (¿des?)-gobierno… Los que no lleva ni el EI, ni se han ahogado en el mar... y que para vergüenza mundial, no salen en ningún lado. Ningún noticiero, ni nadie difunde esto. ¿Por qué?. Ahh porque no hay cifras oficiales... éste cálculo de 25 mil anuales, los sacan los organismos internacionales, de las cantidades de los periódicos de cada región. Una muestra, aqui. (Hoy en mi región "solo" hay dos muertos en un día. He contado días de hasta 15). 

Tendría que hacer ya no un post, sino un blog entero solo para este tema. Igual que otro para la pobreza. Todavía me divido entre qué es consecuencia de qué, cuándo y cómo llegamos aquí… Mejor ni voy por allí. Terminaría rogando que nadie jamás volviera a votar por cualquier cosa con tufillo, u olorocillo a izquierda.

Qué más da, si igual la gente cuando aparece un Pablo Iglesias, o quien sea por el estilo, creen que son la monda, lo máximo y que esto no les pasará a ellos… Igual pensábamos aquí. Y lo mismo nos decían los Cubanos (disidentes, se entiende)... Y como tampoco hay demasiadas opciones con las derechas… pues queda poco espacio para los del centro. Mi amado centro, y mi sueño -por lo visto- inalcanzable de gobiernos que realmente gobiernen para TODOS. Por igual… Ilusa, idealista que soy. 

El cansancio, el odio y la desesperación hacen cosas increíbles con las poblaciones.

Aparte de la inseguridad, la pobreza se ha incrementado, claro. Por si fuera poco hay una impunidad del 91%. Creo que hay que vivirlo para entenderlo a cabalidad, pero con las cifras se hacen una idea. Pueden leer igual uno de los informes al respecto aqui

También hay algo en cantidades muy abundantes: Propaganda. Mucha. Muchísima. En todos los canales, medios (que son en su gran mayoría ya compras y propiedad del gobierno). Hay ojos del difunto por todos lados. Pueden ver algunas imágenes en este reportaje de uno de los dos periódicos que quedan de la oposición aquí. Allí si hay pintura y todo lo necesario para esta barbaridad...
..Me pregunto como se sentirán cuando los ojos del "otro" que venga los mire fijamente por todos lados y les haga lo mismo...ay ay ay...

También hay mucho, pero que mucho adoctrinamiento en las escuelas. Quien quiera, le mando los libros de la Colección Bicentenario para que alucine (están en pdf también en Internet). No parecen de este siglo... Será porque vienen de una ideología muy obsoleta... aquella Cubana que hoy vemos no solo no sirvió, si no que va terminando... También pueden ver unos ejemplos de como son los libros aqui o aqui

Pueden ver en cualquier búsqueda de Internet, en lo que se ha convertido el ejército. Es de ellos, no de todos. Ni menos para esas cosas como proteger y servir...

Pero de lo que si hablaré hoy, para quienes me han preguntado la situación y para quienes quieren saber la verdad, lo que no sale en casi ningún medio, es de lo que NO HAY

Lo que hay, se ve fuera, de ahí la confusión... Así que aclaremos y veamos lo que no hay.

1. NO HAY LUZ la mitad de la semana. Nunca sabes cuándo se ira, ni cuándo volverá.
El Gobierno controla la electricidad, y puede dejarte sin ella cuando le venga en gana.
Lo que no pagas en facturación (su excusa para el mal o inexistente servicio) lo pagas comprando reguladores de corriente, o comprando electrodomésticos nuevos, que se dañan cada dos días por las subidas y bajadas de tensión eléctrica. Y porque solo hay importaciones malas chinas cero calidad… (absolut pitichinos están los que des-gobiernan por aquí… )
Esto ocurre en todo el país, y muy pocas veces en el capitolio. Es decir, Caracas. (Referencia a los Juegos del Hambre, libro que explica a la perfección lo que está pasando aquí).
Dígase: El Gobierno es dueño de la Electricidad de Caracas y todas las empresas regionales. 

2. NO HAY AGUA más de la mitad de la semana. Nunca sabes cuándo se ira, ni cuándo volverá.
El Gobierno controla el suministro de agua, y puede dejarte sin ella cuando le venga en gana.
Lo que no pagas en facturación (su excusa para el mal o inexistente servicio) lo pagas en más lavadoras dañadas, y en mucha, muchísima rabia. Fui a preguntar las razones, pero ¿Cómo saber? Si en la oficina, detrás del ingeniero encargado, el “jefe” que está en el organigrama, de primerito y a la cabeza,  está MUERTO.
No, no es eterno. Ni comandante. Esta MUERTO.
¿A quien se le reclama entonces?. ¿Cómo haces cuando gobiernan fantasmas?.
Esto ocurre en todo el país, incluso en el capitolio. Es decir, Caracas, aunque menos que en la Veta, o los distritos (es decir, las zonas del interior del país que no son la capital). –De nuevo me refiero para entendernos a los Juegos del Hambre-.  
Dígase: El Gobierno es dueño de Hidrocapital y todas las empresas regionales (en mi caso, la oficina mencionada fue la de Hidrosuroeste). 

3. NO HAY INTERNET como mínimo una vez al mes. Como máximo, varias semanas. Nunca sabes cuándo se ira, ni cuándo volverá.
El Gobierno controla el suministro de líneas telefónicas fijas y la mayor red de comunicaciones (incluida la banda ancha), y puede dejarte sin ella cuando le venga en gana.
Lo que no pagas en facturación (su excusa para el mal o inexistente servicio) lo pagas en más horas y horas de incomunicación. De perdida de trabajo, de miles de horas en las que solo queda leer a las velas, porque no hay luz, ni agua, y tampoco Internet…
Esto ocurre en todo el país, menos en el capitolio. Es decir, Caracas.
Dígase: El Gobierno es dueño de CANTV (Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela).

4. NO HAY GAS. Ni un poco para nuevos suscriptores. 
El Gobierno controla el suministro de bombonas de gas a través de PDVSA Gas y nos deja sin gas cuando le viene en gana.
Lo que no pagas en facturación (su excusa para el mal o inexistente servicio) lo pagas en más horas y horas de cocinar con cocinas eléctricas de las malas y chinas, que son las que se consigue. Esto ocurre en todo el país, y un poco menos en el capitolio. Es decir, Caracas.que ya tenia tuberías directas de Gas. 
Dígase: El Gobierno es dueño de PDVSA y todas sus filiales.

5.- NO HAY GASOLINA de forma normal.
Las colas son cuando son. Nadie lo sabe. Casi todo el tiempo hay. Un dia menos... 
Pero recordemos: el suministro de gasolina compete de nuevo, a PDVSA.

6. NO HAY COMIDA. Prácticamente nada.
Al no haber producción (la mayoría de tierras productivas fueron expropiadas y no funcionan en manos de quien las expropió), pues no hay alimentos.
Esto de la comida es tan grave, que no han conseguido taparlo. Hay documentales, fotos y miles de personas contándolo cuando y donde pueden. Por eso no me extenderé en este punto, solo para decir que es de lo poco que me da esperanza.
Me hace pensar que si podemos hacer algo. Algo que cambie las cosas. Algo que funcione. Algo que haga que todo sea como debe ser…
… Pero no se me ocurre nada realmente importante. Solo hago lo poco que se puede: Cultivo en mi casa. Aprendo a hacer suero casero (ni eso hay). Marcho cuando convocan. Ahorro de todas las formas imaginables… y claro, no salgo de noche. Desde que llegue no he ido ni al cine. Ni a fiestas, a menos que me quede a dormir donde voy… (Caemos otra vez en aquella inseguridad absoluta, física, jurídica, y de todas las formas posibles).

7. NO HAY dólares, por tanto, tampoco Importaciones. Por lo que no hay insumos básicos, ni el resto de cosas, con las que se debe vivir (nos guste o no, seamos o no más o menos capitalistas, hay mínimos indispensables, como medicinas, ropa, libros, o cualquier otra cosa que uno puede necesitar –o no–.
Repito: Votar a quien no es una opción puede matarte literalmente dejándote sin un tratamiento médico... Muere gente por esta razón todos los días (y seguimos sumando al medio millón… el del blog aparte que me supera). Esto, claro, no sale en ningún medio...
Dígase: El Gobierno es dueño y decide quien, dónde o cuándo los demás obtenemos dolares. Es por todos conocidos los problemas con los varios tipos de cambio existente. 

Me explico. Un dolar, para ciertas cosas vale 6.30 Bs. Hay otro dolar (mas nuevo y medio libre, el Simadi) que está en 200 Bs. cada dolar. Y el libre, el del mercado negro que ya pasó de los 400 Bs. por dólar. 

El salario mínimo es de: 6.746,98 Bs. Lo que quiere decir que a 6,30 se ganarían unos  Mil dolares. Uff que dineral!. Pero eso no es cierto. Porque nada se importa a ese precio. Solo el gobierno maneja dólares a 6,30 y la gran mayoría se los roban y robaron. Y por eso se importa mucho menos de lo que necesita la población y por eso no hay comida, ni medicinas, ni repuestos, ni nada de nada...

Podría calcularlo al dolar Simadi (medio libre), pero tampoco hay. No se adjudican. Así que para que. 

Mas bien, todo aquí se calcula al dolar negro (o paralelo). Que es el que se consigue. Con el que se importa, y el precio al que todo se vende. Entonces el salario mínimo real son unos 16 dólares... a 415 promedio que es a la baja, porque hoy esta en 428 bolívares cada dólar. 

En conclusión: Tampoco hay seguridad, No hay policía, No hay quien haga cumplir las leyes (de eso la impunidad reinante), Y como ya ven, no hay servicios y no hay comida.

¿Qué hago?
VOTO. Siempre.
Siempre.
Donde sea que esté.
Pero entonces ¿Por qué ese regusto amargo de que no vale de nada?.

Mi gran pregunta para todos es: ¿es eso suficiente? ¿Qué más podemos hacer todos -como ciudadanos de a pie-  para luchar contra los problemas de quienes nos “gobiernan”? (¿o debo seguir diciendo des-gobiernan?

Porque hay problemas en todos lados… Demasiado desgobierno. Demasiado gobierno que no gobierna. Demasiados actores (mercados, apetitos, ansias). Demasiadas presiones…

Y cuando hay tanta gente a la que no se puede alimentar, empiezan a estorbar. Es más fácil inventarse alguna guerra y hacer un poco de “limpieza”…

Ojo, que esto lo demuestra la historia. No lo digo yo… y así, una y otra vez… una y otra vez..

…Empiezo a sentirme como ésta


Porque así como en el hablar y aprender es que se consiguen las soluciones, así también es como…


El Mar No Cesa.

28.4.15

LABERINTO

¿Cuántas veces nos habremos cruzado con personas, que ni sabemos lo importante que resultarán ser a posteriori para nuestras vidas?. Digo, por allí, simplemente mientras andamos por un parque. O cuando vamos al trabajo…

La vida, parece un laberinto. Nunca sabes en cual esquina doblarás por donde no debías (o si debías), ni lo que conseguirás en cada vuelta.

Me da por preguntarme, ¿Cuántas veces nos habremos visto y no visto? ¿Mil veces? ¿O solo una? ¿O cuatro? ¿O dos?

A muchas de esas personas, luego las recordamos cuando las reencontramos, y re-comenzamos con el típico: “ey, si, te he visto alguna vez en el bar de…” o “es verdad, nos veíamos cuando íbamos en el metro”….

Pero…. ¿Y si esa persona, fue siempre un/a amig@? Y caminó a tu lado. Mucho tiempo.

¿Y si, resulta que siempre estuvo allí, al alcance de la mano, pero el corazón no le vio en ese momento?
No fue maldad. Ni desamor. Si no que, simplemente estábamos recorriendo otros caminos, que, por necesarios para otras cosas, nos privaron de eso que debió ser y no fue… (¿o es que no debió ser, y, por eso, no fue?).

Como me gusta amargarme la vida. Lo que ya no fue, no fue. Punto. A ver si dejo de pensar en chorradas y tonterías, y más bien, recuerdo lo Bueno que eras. Lo fuerte. Lo amable. Lo dulce. Lo grande y guapo que me parecías. Lo buen amigo. Lo galante y coqueto. Mejor me acuerdo de Los viajes a Margarita. Las dos mil fiestas. Las borracheras. Lo centrado que eras, para ser tan jóvenes. Lo responsable. Lo solidario que siempre fuiste conmigo. Recuerdo las miles de conversaciones de “amigos”...

Y así obvio, también recuerdo todas las veces que lo intentaste y te dije que no.

Pero estoy feliz por ti. Tienes un trabajo que adoras, una novia hermosa, y un grupo que te encanta. Así que no es para estar tristes. Mejor, pienso en las veces que me llevaste al Kiosko, a comprar cigarros detallados, y, aunque no fumabas, tu sacrificio al tragarte todo el humo que te echaba encima, siendo tan deportista, me recuerda que hay lazos que ni el tiempo, ni el olvido, ni la distancia, pueden romper.


Porque así como muchas veces, no sabemos nada de nada, y menos que menos, de los misteriosos caminos que nos depara la vida, así también es como…

El Mar No Cesa.

NOTA: En Venezuela, no hay estancos. Hay unas pequeñas casetas de latón, donde se pueden comprar: la prensa, chucherías, revistas (y cosas aún más raras, como aguja, e hilo, o los tickets del metro) y también cigarrillos. Gracias a la eterna crisis, existe la compra de cigarrillos “detallados”, que quiere decir, por unidad. Compras lo que puedes, según el dinero que tengas.
Algo, que, pensé muchas veces en España deberían ir implementando…