15.5.11

LA RAZÓN

No conozco a nadie totalmente fiel.

Es decir, no conozco a nadie, que no le haya sido infiel al menos a una de sus parejas al menos una vez.

¿Y por qué me interesa esto? Pues porque si esto es así en todos nosotros, debemos concluir que no existe nadie absolutamente fiel.

Bien, si es algo inevitable entonces, la siguiente pregunta es ¿Por qué ocurre?. ¿Por qué somos infieles alguna vez (o algunas veces)?

Gran número de mis entrevistados al respecto, afirman aburrimiento como primera razón. Es decir, de tanto estar y estar con la misma persona, como que algún día dan ganas de variar un poco...

Como segunda razón, otro grupo cree que se debe a que mejora la autoestima. El ego se nutre de esos cumplidos, de esos detalles que, bien sea por costumbre o por fastidio o por lo que sea, la otra parte (la pareja) ya no da.

Algunos me han dicho que, simplemente se enamoraron de otra persona. Y Punto.

Lo que me lleva a la cuarta razón esgrimida por los últimos, y que, en mi opinión, debería ser la primera razón: Desamor.

Si te has “desenamorado” de una persona, es cuando te puedes enamorar de otra… ¿no?.

Pues No.

Resulta, que un grupo más reducido, en franqueza, me ha dicho (sin saberlo, o conocerse entre sí) casi la misma frase: “Una cosa no tiene nada que ver con la otra”. Es decir, una relación “estable”, no tiene nada que ver con una “provisional”. O dicho de otra forma: el amor, no tiene nada que ver con el sexo (ocasional con otras personas).

¿Qué opináis vosotros?.

Doy vuelta a la moneda y a su otra cara: ¿Qué pasa con el otro lado? ¿Cómo hace el que se queda con su infidelidad encima?. No sé como actuaría si fuese mi caso… Cuando me ha tocado, simplemente lo he dejado. He entendido que si mi pareja busca más, no hay nada que yo pueda hacer al respecto. En otros casos, me he enterado mucho tiempo después, con los años… y ya no me importaba… (mucho, porque sí que me dolió el ego… pero en fin, ya nada se podía hacer… me quedé con mis cuernitos bien puestos).

Pero resulta, que últimamente, me he topado con muchos conocidos en trámite de divorcio o separación, y me preocupan los montones de pequeñines que están en el medio… Y no, no juzgo a nadie, ni se nada, ni hablaré mal ni de un lado, ni del otro… sólo estoy impresionada al ver como los usan, los manipulan y los dañan, sólo para llegarle y hacer sufrir a la otra parte. ¡Qué incivilizados pueden volverse algunos!. (o mejor dicho, podemos volvernos, repito, porque no sé cómo sería si…).

Dejo de divagar y llega la pregunta final que me (y os) hago: ¿Tenemos derecho a ser infieles?.

¿Tenemos derecho en nombre de nuestra propia felicidad de estropear a tantas personas, niños incluidos?. ¿Cual lado pierde más? ¿Quién gana algo aquí?.

¿Vale la pena? ¿Merece esa nueva oportunidad tanto dolor, tanta pena, tanta tristeza, o, en el mejor de los casos, tanto esfuerzo?

Pues no lo sé… parece que me he vuelto una cobarde…

Sigo creyendo que se debe a lo que nos puede hacer sentir otra persona. Es decir, que la razón de ser infiel obedece a lo que sentimos por otro(a).

Entonces enloquecemos y le decimos: “La razón eres tú”.



Porque así como (al parecer) si que cambiamos, o evolucionamos o nos moderamos de alguna manera, aunque no lo sepamos… así también es como…

El Mar No Cesa.

15 comentarios:

Blue dijo...

Mar, paso directamente a las preguntas.
¿Tenemos derecho a...? Sí, claro, derecho tenemos, pero otra cosa es si hacemos bien o no.
Cada pareja es un mundo. No juzgo. Lo único que veo claro es que es una barbaridad utilizar a los niños para herir al otro.
Dices al final que la razón es que enloquecemos ¿Eso será una contradicción, ja, ja?
No sabes como me gusta esa canción. Tuve una temporada que la oía sin descanso.
;-)
Bicos, feitiña.

Genín dijo...

Siempre fui fiel, siempre, odio la infidelidad, es cobarde y traicionero, si ya no quieres a alguien lo dices, se deja, y punto, y a otra cosa mariposa...
Pero ya, como que estoy lejos de la salida...
Salud y besitos

Rod Rodriguez dijo...

Temazo éste sin duda alguna, respecto a la cuestion que planteas Mar,demasiado temprano como para intentar redactar algo coherente y sobretodo que no sea infiel a mis propios principios de buena mañana.

Evánder dijo...

Yo prefiero la sinceridad antes que la infidelidad. Si no quieres a tu pareja, se dice y ya está. No está bien engañar.

Y en cuanto a lo de los hijos, sin entrar en experiencias personales, sólo decirte que me parece de lo más rastrero utilizar a las criaturas para fines particulares egoístas.

Un beso, Mar!

Arwen dijo...

Ufff...profunda reflexión la que nos dejas Mar...y sí a veces el corazón atiende a motivos ajenos a la razón, pero creo que es mucho más legal por nuestra parte y por respeto a quienes tenemos al lado y creen en nosotros no cometer esa infidelidad y en un caso muy extremo y en el que estemos muy decididos comenzar una relación nueva...

Sólo es mi opinión... ;)

Besos.

David C. dijo...

Yo si he sido fiel y me he sentido bien. Estamos en un mundo lleno de tentaciones pero depende de cada uno tener la suficiente fuerza de voluntad para no caer en infidelidad.

Johnny Dibud dijo...

Pero infiel físico o psicológico? Porque si es físico se están cometiendo actos impuros y si es psicológico pues ahí no sé si es pecado y si habría que rezar algo en penitencia. Bueno, es broma, querida, siempre te leo y me apetecía que desplegaras una sonrisa. Besos.

Carmela dijo...

¿Tenemos derecho...?, no sé si existe o no ese derecho Mar, pero para mí lo que si existe en la pareja, es el dercho a la sinceridad y ser infiel es para mí una falta total de sinceridad, entendiendo claro que se hace a escondida. Si sientes algo por otra persona, aúnque solo sea un arrebato sexual, se valiente y dilo, lo que la pareja haga o deje de hacer luego, es otra cosa.
Y rotúndamente es una barbaridad utilizar a los niños y sé de cercano que se utilizan en muchas ocasiones.
¿Cuál lado pierde más?, yo creo que a la larga los dos.
De todos modos es un tema amplísimo y del que no se puede generalizar. Pero para mí, por delante de todo la sinceridad en la pareja. Todo lo demás se puede superar, la falat de sinceridad, no.
Un beso

Divertimento dijo...

La teoria siempre la sabemos.
Desde pequeños sabemos lo que se supone que es bueno y lo malo, a separar el bien del mal.

Luego está lo que nos apetece, lo que necesitamos.

Cada relación, me dijo una vez una psicologa, es diferente. Y me sorprendio saber la naturalidad de actos infieles que poblaban en las parejas y las que optaban por esa formula para seguir adelante y vivir un poco menos infelices.

Tal vez sea una busqueda de cariño, de sentirse amado, de no desperdiciar conocer a otra persona más a fondo.
¿Una oportunidad?

Frankie dijo...

Bueno, cada pareja es un mundo y cada infidelidad puede tener una o varias causas. Desde las simples ganas de probar y divertirse a las que esconden desamores profundos a la persona engañada o una convivencia ya degenerada con la misma.

Lo peor, desde luego, es enterarte en caso de que los lleves puestos. Bendita ignorancia.

Besos, Mar.

Boris dijo...

creo que si de verdad se quiere mucho a la pareja nunca se será infiel porque no apetece estar con otra gente, la gente que si es infiel yo creo que es porque no estan del todo contentos y buscan otras cosas. lo que hay que hacer es buscar a la pareja adecuada y saber que puedes confiar en ella tanto como ella puede confiar en ti. lo malo es que cada vez cuesta más encontrar gente asi.

Möbius el Crononauta dijo...

Sonará a tópico pero siempre he sido fiel. O quizás lo he sido indirectamente liándome a sabiendas con alguien que tenía pareja.

Pero lo que es yo, semper fidelis xD

el oido dijo...

yo tengo 34 y llevo 17 con mi chica.
No digo más. Es mi mitad y no la cambio por nada.

Vaya temazo de Hoobastank que te has marcado!!!

Un abrazo!

Ricardo Miñana dijo...

Actualmente hay muchísimas mas infidelidades que antes debido a internet, y cada vez posiblemente hayan mas que no resisten a la tentación, ya veremos hasta donde nos lleva internet...

Pero aun así, hoy por hoy existen muchas parejas que ante todo guardan el debido respeto y son totalmente fieles, digno de admiración.

Te dejo mi saludo y deseos
de que tengas una feliz semana.

Javi dijo...

joder que gusto volver, cuanto tiempo sin leerte un abrazo!
http://seleccion-antinatural.blogspot.com/